Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 17
EL IMPACTO DE LAS TEORÍAS IMPCITAS DE LA INTELIGENCIA EN LA EDUCACIÓN.
THE IMPACT OF IMPLICIT THEORIES OF INTELLIGENCE IN EDUCATION.
Autor: ¹Billy Bryan Ávila Villa
¹ORCID ID: https://orcid.org/0009-0009-7354-108X
¹E-mail de contacto: billyavila789@hotmail.com
Afiliación: ¹*Unidad Educativa Bilingüe Torremar (Ecuador)
Articulo recibido: 16 de Octubre del 2023
Articulo revisado: 20 de Octubre del 2023
Articulo aprobado: 26 de Enero del 2024
¹Psicologo, graduado de la Universidad de Guayaquil (Ecuador). Posee una maestría en Intervención Educativa y Psicológica graduado
de la Universidad de Navarra (España).
Resumen
En el proceso de ensanza aprendizaje
intervienen distintos factores sean estos
motivacionales, socioeconómicos, pedagógicos
entre otros. El presente trabajo de investigación
tiene como objetivo analizar el impacto de las
teorías implícitas de la inteligencia en la
educacn. Las cuales evidencian distintas
maneras de ver los retos educativos que se
vuelven s complejos a medida que avanzamos
en la escolaridad. La mentalidad de crecimiento
evidencia la manera de ver el aprendizaje y las
destrezas como algo maleable, es decir como
algo que se puede desarrollar. Por otro lado, la
mentalidad fija cree que las habilidades y el
aprendizaje es algo ya establecido y que no se
puede cambiar, naces con la capacidad o no.
Investigadores analizaron este tipo de creencias y
su papel en la educación. Los resultados
evidencian que los estudiantes que presentan una
mentalidad fija abandonan los retos, no aceptan
las críticas y en última instancia evitan los retos.
Mientras que los estudiantes que presentan
mentalidad de crecimiento no solo mejoran sus
calificaciones, sino que miran el fracaso como
oportunidades de mejora. Este tipo de
intervenciones muestran resultados a corto y
largo plazo, acentuando su efectividad con
estudiantes con bajos recursos ecomicos.
Palabras clave: Mentalidad de crecimiento,
Mentalidad fija, Motivación.
Abstract
Different factors intervene in the teaching-
learning process, whether motivational,
socioeconomic, pedagogical, among others.
The objective of this research work is to
analyze the impact of implicit theories of
intelligence in education. Which show different
ways of seeing educational challenges that
become more complex as we advance in
school. The growth mindset shows the way of
seeing learning and skills as something
malleable, that is, as something that can be
developed. On the other hand, the fixed
mindset believes that skills and learning are
something already established and cannot be
changed, whether you are born with the ability
or not. Researchers analyzed this type of beliefs
and their role in education. The results show
that students who have a fixed mindset abandon
challenge, do not accept criticism and
ultimately avoid challenges. Meanwhile
students who have a growth mindset not only
improve their grades, but also see failure as
opportunities for improvement. These types of
interventions show short and long-term results,
accentuating their effectiveness with students
with low economic resources.
Keywords: Growth mindset, Fixed mindset,
Motivation.
Sumário
Diferentes fatores intervêm no processo de
ensino-aprendizagem, sejam eles
motivacionais, socioeconômicos, pedagógicos,
entre outros. O objetivo deste trabalho de
pesquisa é analisar o impacto das teorias
implícitas da inteligência na educação. Que
mostram diferentes formas de ver os desafios
educacionais que se tornam mais complexos à
medida que avançamos na escola. O código
mental construtivo mostra a forma de encarar o
aprendizado e as competências como algo
maleável, ou seja, como algo que pode ser
desenvolvido. Por outro lado, o código mental
fixo acredita que as habilidades e o aprendizado
Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 18
são algo estabelecido e que o pode ser
mudado, quer vo tenha nascido com
habilidade ou não. Os pesquisadores analisaram
esse tipo de crenças e seu papel na educação. Os
resultados mostram que os alunos que possuem
mentalidade fixa abandonam desafios, não
aceitam críticas e acabam evitando desafios.
Enquanto os alunos que têm uma mentalidade
construtiva não apenas melhoram suas notas,
mas também veem o fracasso como
oportunidades de melhoria. Este tipo de
intervenções apresentam resultados a curto e
longo prazo, acentuando a sua eficácia junto de
alunos com baixos recursos económicos.
Palavras-chave: Mindset de crescimento,
Mindset fixo, Motivação.
Introducción
La educación escolar juega un papel
fundamental en el desarrollo de habilidades
académicas/sociales en los estudiantes, eso
también implica pasar por una serie de eventos
desafiantes, otorgando ocasiones de progreso
emocional, social y personal (Somerville et al.,
2010). Donde se va adquiriendo una autonomía
de manera progresiva, al mismo tiempo
aumenta la responsabilidad relacionada al
ámbito académico y social, donde se involucran
nuevos roles entre sus iguales y familiares,
agregando una relevancia en la opinión de los
pares (Lerner & Steinberg, 2009). Estas
exigencias también se implican en el ámbito
académico, en consecuencia, plantean desafíos
para los alumnos ya que la manera de cómo se
adaptan y hacen frente con eficiencia a esos
nuevos roles a lo largo del ciclo escolar o en
determinadas actividades presenta un interés
para la psicología educativa (Lerner et al., 2005;
Romero et al., 2014).
Dentro de lo remarcado intervienen directa e
indirectamente las emociones, motivaciones y
contextos, dependiendo del desarrollo de cada
una de estas afectan al bienestar emocional,
adaptabilidad en distintos contextos y el
rendimiento académico, todo esto se va dando
de manera progresiva a medida que el
estudiante vaya avanzando en la etapa escolar.
Las teorías implícitas de la inteligencia brindan
una forma de conocimiento de cómo funciona
el mundo social, material e ideal (Rodríguez &
González, 1995), estas dirigen la conducta del
estudiante a la vez que orientan a una
autopercepción y percepción de los demás.
Estas teorías brindan información sobre los
atributos personales, como la inteligencia, la
emoción, la personalidad, las relaciones
sociales y la salud (Costa & Faria, 2020b;
Dweck, 2016) por consiguiente, estudios
evidencian que hay distintas maneras de
interpretar el potencial que la persona tiene para
cambiar los diferentes atributos personales
como por ejemplo las relaciones sociales,
habilidades académicas entre otras (Dweck,
2016; Yeager & Dweck, 2020).
Cabe destacar que los investigadores llaman a
esos puntos de vista como mentalidades o
teorías implícitas y se los clasifican de la
siguiente manera, mentalidad fija o de identidad
los cuales consideran que los atributos no
cambiaran a lo largo del tiempo, por otro lado,
también está la mentalidad de crecimiento o
incremental, donde considera que puede
desarrollarse a lo largo del tiempo e ir con un
crecimiento paulatino. Últimas investigaciones
nos indican que la primera mentalidad (fija) se
enfoca en el final y la segunda (crecimiento) en
el aprendizaje (Dweck, 2016; Dweck et al.,
1995; Dweck & Leggett, 1988).
Dentro de esta teoría es importante valorar las
implicaciones que ha tenido en el ámbito de la
educación y el impacto en las diferentes áreas
donde se desarrolla el alumno, como la
personalidad (Chiu et al., 1997; Yeager &
Dweck, 2020), las habilidades sociales (Yeager
Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 19
& Dweck, 2020), el liderazgo (Burnette et al.,
2010), las emociones (Tamir et al., 2007), las
habilidades en la escritura (Bai et al., 2021), la
inteligencia emocional (Costa & Faria, 2020b),
la salud mental (Burnette et al., 2020) y el
concepto de neuroplasticidad en la enseñanza
(Sarrasin et al., 2018). Podemos deducir que la
mentalidad de crecimiento guía la conducta de
las personas y la manera de responder ante las
circunstancias, sean estas favorables o
desfavorables.
La teoría de la mentalidad o teoría implícita de
la inteligencia es la noción de que las actitudes
y creencias de los individuos sobre sus atributos
personales tienen efectos profundos en su
motivación, toma de decisiones, aprendizaje y
niveles de desempeño (Sisk et al., 2018). La
teoría de la mentalidad afirma que desear algo
lo suficiente no garantiza lograrlo. El corolario
es que cuando las cosas no funcionan según lo
planeado, el fracaso no significa que no se
quisieran lo suficiente, por lo tanto, en lugar de
centrarse en el deseo, la teoría de la mentalidad
se centra en la medida en que las personas creen
que pueden mejorar ciertos atributos sean estos
académicos, sociales o personales.
En resumen, podemos evidenciar el impacto de
la mentalidad de crecimiento en la educación,
que no solo tiene que ver con el desarrollo del
estudiante sino también se implica el docente.
En los últimos tres años investigadores
observan el impacto en esta área (Mesler et al.,
2021; Nalipay et al., 2021; Renaud-Dubé et al.,
2015), es por eso por lo que el presente trabajo
busca concientizar al sistema educativo de este
nuevo paradigma que está teniendo impacto.
Desarrollo
Teorías implícitas de la inteligencia.
Dentro del campo de la psicología, existe una
larga tradición sobre la importancia de las
creencias y como influyen en el
comportamiento humano. Las teorías implícitas
indican que “son una forma de conocimiento
específico que orienta la comunicación y
comprensión del medio social, material e ideal”
(Rodríguez & González, 1995, p. 222). Esto
hace referencia a la manera en la que nuestros
pensamientos dirigen nuestra conducta, además
de cómo se auto perciben y perciben a las demás
personas.
Además, los autores (Cabezas y Carpintero
2006, p. 133) agregan que “las teorías implícitas
sobre la inteligencia describen las creencias que
las personas elaboran sobre qué es la
inteligencia y cuál es su naturaleza”. Es decir,
también se encuentran implicadas dentro del
ámbito educativo, y esto condiciona los
objetivos que el estudiante se plantea y como
puede interpretar los resultados y las respuestas
ante aciertos o errores.
Así pues, tienden a influir en el rendimiento
académico de los estudiantes, particularmente
en situaciones desafiantes y exigentes
(Blackwell et al., 2007) el mismo que constituye
un factor académico protector y predelictivo
importante.
Lo descrito fue ampliamente revisado e
introducido en el ámbito educativo por Dweck,
(2006). Reconociendo que una mentalidad hace
referencia a las creencias de las cualidades
personales y como se consolida este
pensamiento en determinados temas sean estos
académicos o sociales. Yeager & Dweck (2012)
clasifican lo descrito en dos tipos de
mentalidades. A la primera la denominaron
mentalidad fija y a la segunda mentalidad de
crecimiento.
Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 20
Características de las mentalidades.
Mentalidad fija
Una mentalidad fija es la creencia de que la
inteligencia es algo dado y los esfuerzos para
mejorarla probablemente sean inútiles (Rahardi
& Dartanto, 2021). Es decir, las cualidades
personales son inamovibles y esto ocasiona que
constantemente tengan que demostrar lo
inteligente que son. En este caso, la
autoafirmación cobra un papel importante y le
conducen a uno a preguntarse: ¿Estaré listo? ¿lo
hice bien? ¿Pareceré listo o tonto? Schroder et
al. (2017) demostraron que las personas con una
mentalidad fija tienden a ensimismarse en sus
errores, sobre todo en los desafíos académicos.
Desde una perspectiva educativa, los
estudiantes con una mentalidad fija en la
mayoría de las ocasiones eligen problemas
fáciles y optan por evitar los difíciles ya que la
garantía de éxito es baja y esta experiencia
repercutirá negativamente en su percepción
académica o su autoimagen.
Otra característica relevante es que prefieren las
metas de desempeño (Dweck & Leggett, 1988)
y priorizan la calificación o evaluación por
encima del aprendizaje (Elliott & Dweck, 1988;
Robins y Pals, 2002). A su vez, atribuyen un
desempeño deficiente a la falta de capacidad y,
por lo tanto, no abordan el desempeño
deficiente a una falta de esfuerzo o al aumento
de horas para acceder a los conocimientos. Es
importante resaltar que las personas mejoran su
desempeño cuando constantemente se afrontan
una situación difícil, esta mentalidad es
relevante dentro del campo de la educación
porque el proceso de aprendizaje es el núcleo de
todas las actividades educativas.
Mentalidad de crecimiento
La mentalidad de crecimiento o mentalidad
dinámica, flexible o maleable, “se basa en la
creencia de que las cualidades son algo que se
puede cultivar con esfuerzo. Aunque seamos
diferentes en todos los aspectos talentos,
aptitudes, intereses, temperamento- todo el
mundo puede cambiar y crecer por medida de la
dedicación y la experiencia”. (Dweck, 2016 p.
15). Los estudiantes con una mentalidad de
crecimiento tienen una tendencia a reaccionar
de manera positiva ante las adversidades, ya que
estos conciben la adversidad no como un
fracaso sino como un aprendizaje (Dweck,
2016; Dweck y Leggett, 1988). Por lo tanto,
suelen estar más motivados en la escuela y son
más perseverantes cuando se enfrentan a
desafíos académicos, lo que los lleva a un
mayor rendimiento académico (Dweck, 2006,
2013; Dweck & Leggett, 1988). Estos no
infieren que la crítica sea a nivel personal, sino
a una falta de adquisición en las habilidades o
destrezas a desarrollar, las cuales siempre
pueden cambiarse y mejorarse.
La investigadora Dweck (2016) junto a sus
colaboradores realizaron la siguiente pregunta
¿Cuándo te sientes inteligente? a niños y
jóvenes adultos.
Las respuestas de las personas con
mentalidad fija fueron: cuando no
cometo ningún error, cuando termino
algo deprisa y esta perfecto, cuando me
resulta fácil algo que los demás no
pueden hacer. Se trata de ser perfecto
ahora mismo. Sin embargo, las
respuestas de la gente con mentalidad de
crecimiento fueron: Cuando algo es
realmente difícil y lo intento con todas
mis fuerzas, y puedo hacer algo que antes
no podía hacer. Cuando trabajo en algo
mucho tiempo y empiezo a entenderlo
(Dweck, 2016, p. 35 - 36).
Con estas respuestas podemos observar que la
mentalidad fija espera que la capacidad
aparezca por misma, mientras que en la
mentalidad de crecimiento la perfección no es
Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 21
inmediata, sino que busca aprender algo con el
tiempo y los progresos.
Relación entre la teoría de la mentalidad y la
motivación
Como se observa los alumnos tienen una
mentalidad fija cuando creen que su inteligencia
ya está dada y esta no se puede incrementar o
mejorar. Esto causa que en la mayoría de las
ocasiones cuando se enfrentan a obstáculos o
fracasos se desanimen por las creencias de su
inteligencia, sin embargo, los que tienen una
mentalidad de crecimiento creen que la
inteligencia se puede mejorar con esfuerzo y
que los errores son parte del aprendizaje.
(Dweck, 2013, 2016).
La teoría implícita de la inteligencia lo
relacionaron con las variables motivacionales,
para investigar su incidencia. La primera fue la
adherencia a las metas de aprendizaje en lugar
de las metas de desempeño. Hace referencia a
que los estudiantes buscan progresar en el
dominio de la actividad o aumentar su
capacidad en el tema, logrando dar una
importancia al aprendizaje, puesto que el fin no
es demostrar su capacidad a los demás.
(Blackwell et al., 2007; Burnette et al., 2013;
Dweck & Leggett, 1988; Mueller & Dweck,
1998; Robins & Pals, 2002; Roedel & Schraw,
1995; Yeager & Dweck, 2012). La segunda es
la creencia de esfuerzo positivo. Se produce
cuando el estudiante tiene la tendencia de creer
en el esfuerzo constante como algo que conduce
a resultados de dominio o aumento de su
habilidad. (Blackwell et al., 2007; Tempelaar et
al., 2015; Yeager & Dweck, 2012). La tercera
es la respuesta al fracaso orientadas al dominio.
Esta aparece en aquellos alumnos que al
presentarse dificultades o retos no se
desmotivan y buscan otras estrategias ya que
reconocen el error y no se trata de la falta de
capacidad. (Braten & Olaussen, 1998; Burnette
et al., 2013; Costa & Faria, 2018; de Castella &
Byrne, 2015a; Dweck & Leggett, 1988;
Ommundsen et al., 2005; Robins & Pals, 2002;
Yeager & Dweck, 2012).
De la misma forma, los investigadores
concluyeron que la relación entre la mentalidad
fija y la falta de motivación para continuar en la
tarea se basan en atribuir a la falta de capacidad
que se tiene al realizar la tarea. Mientras que los
alumnos con mentalidad de crecimiento se
enfocan al domino de la actividad, valora la
creencia del esfuerzo positivo y respuesta al
fracaso. Es decir, focaliza su capacidad en
conseguir el dominio de la actividad o habilidad
académica, no en la calificación que se pueda
obtener en un inicio, logrando valorar el
esfuerzo positivo y viendo el fracaso como parte
del proceso. (Baird et al., 2009; Blackwell et al.,
2007; de Castella & Byrne, 2015a; Yeager &
Dweck, 2012).
El efecto de enseñar el concepto de
neuroplasticidad y la mentalidad de
crecimiento.
En la revisión de la literatura científica se puede
observar que hay distintas maneras de inducir la
mentalidad de crecimiento en los estudiantes.
Sin embargo, hay un consenso donde
demuestran que el concepto de neuroplasticidad
ayuda a fomentar la mentalidad de crecimiento
en los estudiantes. Cabe destacar que esta
mentalidad puede estar justificada por el
concepto de neuroplasticidad, que es la
capacidad del cerebro que modifica sus
conexiones neuronales a través del aprendizaje
(Kania et al., 2017)
Durante el aprendizaje se pueden crear nuevas
sinapsis, modificarlas y eliminarlas. Por
consiguiente, estos mecanismos de
neuroplasticidad se relacionan con la capacidad
del individuo para mejorar sus conocimientos y
Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 22
habilidades. (Kania et al., 2017; Maguire et al.,
2000). El texto escrito por Sarrasin et al. (2018)
propone los siguientes objetivos, cuales serían
los efectos de inducir una mentalidad de
crecimiento mediante la implementación de una
intervención pedagógica sobre la
neuroplasticidad. El segundo objetivo implicó
una medida cuantitativa de la mentalidad
mediante el uso de un cuestionario validado,
para corroborar cómo se relaciona la enseñanza
de la neuroplasticidad con la mentalidad de
crecimiento. Esto se logró gracias a los diez
estudios enfocándolos en un metaanálisis donde
debían tener un impacto en la motivación
académica, rendimiento escolar y actividad
cerebral. (Sarrasin et al., 2018).
Los resultados fueron los siguientes, dentro de
la variable motivacional sugieren un efecto
global positivo medio pequeño y este tiene un
efecto mayor para aquellos alumnos que se
encuentran en riesgo. En el rendimiento escolar
analizaron el área de matemáticas y lenguaje,
siendo el primero el s beneficiado por esta
intervención, alegan que este resultado puede
ser porque los alumnos creen que naces con una
habilidad innata y al demostrarle lo contrario a
través de este programa, su desempeño mejoró.
En la actividad cerebral corroboraron que los
alumnos con tendencia a tener una mentalidad
de crecimiento prestan más atención a sus
errores, reflejando una mayor corrección de
errores a nivel cerebral (Sarrasin et al., 2018).
Mentalidad de crecimiento como prevención a
los trastornos mentales.
Los autores Burnette et al., (2020) hicieron un
metaanálisis que incluía artículos publicados
entre 1988 y 2019 para observar como la
mentalidad de crecimiento se puede relacionar
negativamente con la angustia psicológica y
esta a su vez si incide positivamente con el
tratamiento y el afrontamiento. Para lo cual
definieron la angustia psicológica como
aquellos síntomas de ansiedad, depresión, estrés
psicológico y tendencias suicidas (Burnette et
al., 2020). A su vez destacaron la mentalidad de
crecimiento como la creencia maleabilidad de
los rasgos y atributos humanos (Dweck &
Leggett, 1988).
Dentro de las principales aportaciones
encontramos un estudio donde se indagaba la
correlación entre la mentalidad y la angustia
psicológica. Se llevó a cabo con estudiantes
universitarios de primer año y en la discusión se
resultados de la relación entre las emociones
positivas y sentido de bienestar mientras que se
correlacionó negativamente con las emociones
negativas y la depresión (Tamir et al., 2007). En
otro estudio, que se obtuvo con una muestra de
600 participantes, se les impartía durante varias
sesiones las características de la mentalidad de
crecimiento, como fomentarlas a nivel personal
y como asociarse al crecimiento de la
personalidad. Varios meses después de la
intervención en relación con un grupo control se
descubrió que hubo una incidencia menor con
síntomas asociados a la depresión (Miu &
Yeager, 2015). Este metaanálisis se enfocaba
sobre todo en las siguientes preguntas:
La mentalidad de crecimiento se
correlaciona negativamente con la angustia
psicológica.
La mentalidad de crecimiento se
correlaciona positivamente con un mayor
valor del tratamiento.
La mentalidad de crecimiento se
correlaciona positivamente con un
afrontamiento más activo (Burnette et al.,
2020).
Las respuestas a estos interrogantes fueron las
siguientes:
Ciencia y Educación
(L-ISSN: 2790-8402 E-ISSN: 2707-3378)
Vol. 5 No. 2
Febrero del 2024
Página 23
Se encontró una asociación negativa entre
la mentalidad de crecimiento y la angustia
psicológica (r = −0,220, IC del 95 %: -
0,257; −0,184).
La mentalidad de crecimiento y el valor del
tratamiento fueron positivas dando un
resultado de (r = 0,137, IC 95% 0,081;
0,192 y afrontamiento activo, r = 0,207, IC
95% 0,150; 0.264).
Se descubrió una relación positiva entre la
mentalidad de crecimiento y el valor del
tratamiento, así como el afrontamiento
activo.
Con lo presentado podemos evidenciar la
importancia de una educación donde se
contemple la enseñanza de la mentalidad de
crecimiento y cómo esta puede impactar en la
calidad de vida de las personas, ya que no solo
cambiará la manera de ver sus capacidades
como algo estático sino también garantizará
mecanismos de afrontamiento positivos frente a
las adversidades que pueda tener en el futuro.
Los beneficios de la mentalidad de crecimiento
en los docentes y su correlación con la
motivación y la enseñanza.
Siguiendo la línea de exposición podemos
observar que, las creencias acerca de nuestras
capacidades pueden influir directamente en
nuestra predisposición para aprender o
perseverar en nuestros objetivos. Sin embargo,
existe una baja exploración en cómo la
mentalidad de crecimiento influye directamente
al proceso de enseñanza impartido por el
docente. La investigación desarrollada por
Nalipay (2021) nos invita a reflexionar sobre
este aspecto pues se plantea la siguiente
pregunta de investigación: ¿Cómo afecta en la
capacidad de impartir las clases, un docente con
mentalidad fija o de crecimiento? También hace
referencia a la tendencia que tiene un docente
con mentalidad de crecimiento, a la creencia de
que su capacidad de enseñanza puede mejorar o
si al tener una mentalidad fija tiene la creencia
que la capacidad de enseñar es innata y mejoran
relativamente poco en el tiempo. A su vez
estudia cómo estas variables se correlacionan
con su compromiso laboral, su motivación
autónoma y la desmotivación.
Para respaldar esta investigación los autores
toman como referencia varios estudios como el
de De Castella & Byrne (2015