Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 6
LA GESTIÓN EDUCATIVA EN EL LIDERAZGO DIRECTIVO DE LOS COLEGIOS DEL
CIRCUITO 07D01 DEL CANTÓN PASAJE.
THE EDUCATIONAL MANAGEMENT IN THE LEADERSHIP LEADERSHIP OF THE
SCHOOLS OF THE 07D01 CIRCUIT OF THE PASAJE CANTON.
Autora: Sandra Maribel Jiménez Riofrio
E-mail de contacto: sandram.jimrio@gmail.com
Articulo recibido: 30 de Diciembre del 2019
Articulo revisado: 2 de Enero del 2020
Articulo aprobado: 17 de Febrero del 2020
Economista egresada de la Universidad Central del Ecuador (Ecuador) con 5 años de experiencias laboral en la Escuela d
Educación Básica Capitán Juan Salinas. Maestrante en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima (Perú),
mención Gestión de la Educación.
Resumen
A nivel de América Latina, la gestión en las
instituciones educativas se ha encontrado
inmersa a una serie de modificaciones a nivel
social con el transcurso del tiempo. Este
articulo tiene como objetivo determinar la
influencia de la gestión educativa en el
liderazgo directivo de los colegios del Circuito
07D01 del cantón Pasaje, provincia de El Oro,
en el período lectivo 2017 2018. Para ello el
tipo de investigación que se utilizará en este
articulo será un análisis bibliográfico. Se
determino la correlación directa que existe entre
las variables de estudio.
Palabras claves: Gestión educativa, liderazgo
directivo, análisis bibliográfico.
Abstract
At the level of Latin America, management in
educational institutions has been immersed in a
series of changes at the social level over time.
This article aims to determine the influence of
educational management in the leadership of
the schools of the Circuit 07D01 of the Canton
Pasaje, province of El Oro, in the 2017-2018
school period. For this, the type of research that
will be used in this Article will be a
bibliographic analysis. The direct correlation
between the study variables was determined.
Keywords: Educational management,
managerial leadership, bibliographic
analysis.
Sumário
No nível da América Latina, a gestão nas
instituições de ensino foi imersa em uma série
de mudanças no nível social ao longo do tempo.
Este artigo tem como objetivo determinar a
influência da gestão educacional na liderança
das escolas do Circuito 07D01 do Cantão
Pasaje, província de El Oro, no período escolar
de 2017-2018. Para isso, o tipo de pesquisa que
será utilizada neste O artigo será uma análise
bibliográfica. A correlação direta entre as
variáveis do estudo foi determinada.
Palavras-chave: Gestão educacional,
liderança gerencial, análise bibliográfica
Introducción
A nivel de América Latina, la gestión en las
instituciones educativas se ha encontrado
inmersa a una serie de modificaciones a nivel
social con el transcurso del tiempo, en donde se
puede mencionar que existen cinco factores que
inciden de forma significativamente positiva en
la calidad de educación, entre ellos se puede
señalar: en la década de los años 80 y 90 se ha
visto un cambio inminente en la variedad de
nuevas reformas acerca de la utilización de
recursos en el sistema educativo; el segundo
factor hace referencia al apartamiento de la
economía, es decir, se ha visto sumergida en una
competitividad a nivel mundial; la tercera se
trata de la actualización del talento humano a
través de capacitaciones, agilidad y nuevas
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 7
maneras de compromiso; el cuarto factor trata
acerca de las adecuaciones en los centros
educativos tanto técnicos como sociales; y por
último el quinto factor se vincula de forma
directa al uso de las TIC en los procesos de
enseñanza aprendizaje (Pérez, 2014).
López (2010) en su investigación afirma que
hoy en día existen una variedad de estudios
tanto nacionales como internaciones acerca de
la necesidad urgente de una gestión escolar a
través del liderazgo directivo, considerando que
las instituciones educativas necesitan con
urgencia un cambio a nivel social, cultural y
sobre todo profesional en donde mejore la
calidad educativa, comprometiéndose de forma
general la comunidad educativa (autoridades
docentes representantes legales estudiantes); y
de esta manera se logrará buenos resultados en
el proceso de enseñanza aprendizaje.
En otros países de América del Sur, se ha
divisado que el Ministerio de Educación
conocido como Mineduc ha estructurado una
variedad de decisiones que están consignadas a
iniciar con un nuevo proceso de perfección de
la calidad de gestión educativa, en donde el
primer involucrado es el director de la
institución educativa, ya que se trata de
profesionalizar su cargo mejorando su
capacidad de líder ante el personal docente y de
esa manera convertirse en líder del PEI (Tapia,
Becerra, Mansilla, & Saavedra, 2011).
A nivel nacional, la gestión educativa ha
evolucionado de manera positiva mejorando
paulatinamente la educación de los
establecimientos educativos, considerando que
existen 9 Zonas, 140 Distritos y 1200 Circuitos
en todo el Ecuador ofertando educación inicial,
básica, bachillerato y en algunos de los casos
educación para personas adultas y no hay que
dejar de lado la inclusión educativa que se da en
todos los ámbitos; para esto se ha implementado
un nuevo modelo de gestión en donde se ha
mejorado la infraestructura, el reclutamiento de
nuevos profesionales, adquisición de recursos
tanto didácticos como técnicos, con el fin de
introducir las TIC en el proceso de enseñanza
aprendizaje (Farfán, Mero, & Sáenz, 2016).
En los colegios del Circuito 07D01 del cantón
Pasaje se ha podido evidenciar que existe un
nuevo modelo de gestión educativa; sin
embargo, esta trata sobre el equipamiento de los
centros con recursos y dejando de lado el
liderazgo directivo, pues existe una mala
administración de parte de quienes ejercer el
poder administrativo, considerando que es un
punto primordial para fortalecer las relaciones
intrapersonales con el personal docente.
Desarrollo
Gestión Educativa
La gestión educativa tiene un tiempo
cronológico en su aparición en diferentes países
del mundo, en Estados Unidos inició en los años
sesenta, en el Reino Unido en los años setenta,
mientras que en Latinoamérica en los años
ochenta, esto da a notar que su aparición
reciente en nuestro país ha provocado que no se
conozca a fondo su estructuración y su debida
aplicación en las instituciones educativas
(Farfán, Mero, & Sáenz, 2016); por ende es
necesario dejar bien en claro en qué consiste
este proceso dentro y fuera de los planteles,
haciendo un deslinde desde varias perspectivas:
Es imprescindible explicar el concepto de
gestión, por cuanto está estrechamente
vinculado con la educación, la administración y
con la cultura en general, ya que las normas van
desde el nivel macro hasta llegar al micro; es
decir, las políticas establecidas por los
directivos de una institución educativa
organizan y controlan los dos elementos básicos
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 8
para el proceso de enseñanza aprendizaje, como
es el docente y el alumno (Portugal, 2013).
Según Torres (2015) de acuerdo con su
investigación afirma que la gestión está
identificada como una visión amplia de las
posibilidades reales de una organización para
resolver alguna situación o para alcanzar un fin
determinado. Siendo un grupo de acciones que
se integran entre con el fin de cumplir sus
objetivos trazados sean estos a corto o a largo
plazo.
Por otro lado, Prudencio (2016) manifiesta a
través de su estudio que la gestión educativa es
como el arte, la ciencia y la tecnología cuyo
objeto de estudio es la institución educativa, se
caracteriza por ser el elemento configurador de
las relaciones demanda-oferta y se concretiza en
el sistema de procesos.
Autores como Álvarez, Ibarra y Miranda (2013)
han estudiado este concepto mencionando que
la gestión educativa está influenciada y mediada
por el discurso de las políticas educativas, por
sus cambios, retos y exigencias y, por su
aplicación en los contextos locales, regionales y
nacionales.
De acuerdo con Chacón (2014) la gestión
educativa se considera como un sistema de
saberes o competencias para la acción, un
sistema de prácticas para que las organizaciones
realmente puedan optimizar los frutos de su
gestión es necesario pasar de una estructura de
conocimiento simplista a una estructura de
conocimiento compleja.
Por último, Rico (2016) en su investigación
sostiene que la gestión educativa no es más que
un “proceso organizado y orientado a la
optimización de procesos y proyectos internos
de las instituciones, con el objetivo de
perfeccionar los procedimientos pedagógicos,
directivos, comunitarios y administrativos que
en ella se movilizan.
En conclusión, la gestión educativa es un
modelo organizacional de una estructura que no
solo puede guiar una persona sino un conjunto
de individuos, con el fin de optimizar los
procesos y planes de una institución educativa;
además, cabe recalcar que todos los miembros
de la comunidad educativa tienen la
oportunidad de aportar con una porción de
conocimiento para mejorar las operaciones
formativas, didácticas, directivas, funcionarias
y comunitarias.
La gestión educativa para la transformación de
la escuela
Para Farfán, Mero y Sáenz (2016) de acuerdo
con su investigación afirman que para que
exista una buena gestión educativa el director
debe poseer tres funciones que determinen su
perfil, entre estas tenemos:
El director debe poseer un excelente
manejo de relaciones interpersonales, es
decir, que él como líder de una
institución educativa tiene que incentivar
la colaboración activa tanto del personal
docente como administrativo, con el
propósito de cumplir con los objetivos,
metas y proyectos educativos
propuestos.
El director debe manejar la información
suficiente para poder controlar cada una
de las gestiones que se le presentan a lo
largo del período lectivo, proyectándose
un objetivo y una misión que le permita
direccionar los proyectos de manera
conjunta con los miembros de la
comunidad educativa.
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 9
El director tiene que ser radical en la
toma de decisiones para promover
nuevos procedimientos, fortalecer el
trabajo del personal docente y tiene que
disponer de recursos suficientes para
ejecutar su función.
Se puede concluir que la gestión educativa es un
conjunto de procedimientos que utiliza el
directivo para representar como líder a una
institución educativa, a través de la orientación
y conducción del trabajo del personal docente
como administrativo, en donde se trabaja de
forma conjunta con cada uno de los miembros
de la comunidad educativa, con el propósito de
brindar un servicio de calidad en enseñanza y
sobre todo en el cumplimiento de sus objetivos
y proyectos trazados.
Los desafíos de la gestión educativa del siglo
XXI
En el siglo XXI se ha divisado nuevos cambios
que ha tenido que pasar la gestión educativa que
está enfocado a la tendencia del ser humano, es
decir, hoy en día las nuevas disposiciones
administradoras se centran a la conducción del
personal docente, ya que ellos necesitan tener
una capacitación y actualización constante para
enfrentar los cambios que se han visto en estos
últimos diez años exclusivamente de la
introducción de las TIC en el proceso de
enseñanza aprendizaje (Chacón, 2014).
Además, se puede decir que la gestión educativa
no es estandarizada sino más bien depende de
las personas que estén en ese cargo, es decir, la
comisión directiva de una institución educativa
tiene la potestad de manejar a su manera la
gestión ya que es influenciada por los factores
sociopolíticos que están en el poder y esto varía
en las técnicas que se utilice en la evaluación
institucional (Prudencio, 2016).
Dimensiones de la gestión educativa
Para Álvarez, Ibarra y Miranda (2013, pág. 152)
existen cuatro dimensiones de la gestión
educativa, que se describen a continuación:
La dimensión organizacional. La
comunidad educativa en general (directivo,
docentes, estudiantes y representantes
legales) están debidamente organizados en
torno a reglas y a una normativa que exige
la institución educativa como tal, para un
buen funcionamiento.
La dimensión pedagógico-didáctica. Esta
dimensión hace referencia a las actividades
pedagógicas y didácticas que realizan los
docentes en el proceso de enseñanza
aprendizaje, con el fin de construir el
conocimiento de los alumnos afianzado a
teorías, modalidades y esquemas.
La dimensión comunitaria. Esta dimensión
abarca la participación que tienen cada uno
de los actores de la comunidad educativa
(directivo, docentes, estudiantes y
representantes legales) y la toma de
decisiones ante las exigencias de la
institución educativa.
La dimensión administrativa. Se trata del
análisis que realizan tanto los directivos
como el personal docente con referencia al
manejo de recursos materiales,
tecnológicos, humanos y económicos que
sirven para administrar la institución
educativa; con el propósito de alcanzar los
objetivos planteados en el plantel.
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 10
Modelo Estructural de la Gestión Educativa
Figura 1: Modelo Estructural de la Gestión Educativa
Fuente: La autora
Para López (2006) el modelo estructural de la
gestión educativa se combina de 4 variables que
están asociadas a los modelos de evaluación y
al diagnóstico de la gestión, dando como
resultado un modelo propuesto de la gestión
educativa. a continuación, se describen
operacionalmente cada uno de ellos.
Diagnóstico de la gestión. Esta es la fase
inicial en donde los directivos descubren las
debilidades y fortalezas que pueden tener las
instituciones educativas; y de esta manera se
diagnostica la gestión que realizó el director
con el personal docente para la mejora de
esta; para esto se analiza cada una de las
siguientes dimensiones:
Liderazgo. Es el nivel de perspicacia que
tiene el directivo para gobernar o
mandar al personal docente de una
institución educativa, con el fin de
obtener una gestión de calidad.
Planificación y estrategia. Es el nivel de
perspicacia que tiene el directivo para
dirigir los métodos y técnicas utilizados
por el personal docente para hacer frente
a los proyectos educativos planificados,
tomando en consideración a una
dirección estratégica.
Gestión de personal. Es el nivel de
perspicacia que tiene el directivo para
potenciar las competencias y
motivación al personal docente de la
institución educativa.
Recursos. Es el nivel de perspicacia que
tiene el directivo para gestionar y
conservar los recursos a utilizar durante
el año escolar.
Procesos. Es el nivel de perspicacia que
tiene el directivo para identificar,
gestionar, realizar el seguimiento y
control de los procesos de la institución
educativa.
Satisfacción. Hace referencia al grado de
complacencia que tiene el personal docente
de la institución educativa, referente a la
participación activa en el proceso de
enseñanza aprendizaje.
Resultados. Grado de atribución tanto de los
directivos como del personal docente de la
institución educativa acerca de los objetivos
académicos alcanzados acorde la
planificación curricular.
Calidad Percibida. Grado de atribución tanto
de los directivos como del personal docente
de la institución educativa acerca de la
capacidad de satisfacción de las penurias de
los estudiantes y representantes legales,
partiendo de los productos recibidos.
El Liderazgo Directivo
Para López (2010) de acuerdo con su estudio
manifiesta que el liderazgo es considerado un:
Compromiso efectivo de los cuadros
directivos de la organización y del
director general con la calidad, que en la
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 11
práctica significa la definición de los
objetivos de calidad por parte del
máximo nivel ejecutivo y orientar a toda
la organización en ese sentido. (pág.
783)
De acuerdo con Siabato (2013) el liderazgo es:
La habilidad de los directivos y
docentes en la gestión del plan
estratégico, la gerencia de procesos y en
la transformación de la cultura
institucional en cuanto al desarrollo de
habilidades de participación,
comunicación, trabajo en equipo,
compromiso con el plan de
mejoramiento personal, cultura de la
evaluación y mejoramiento en la
comunidad educativa. (pág. 40)
Por otro lado, Anderson (2010) afirma que el
liderazgo directivo “juega un rol altamente
significativo en el desarrollo de cambios en las
prácticas docentes, en la calidad de estas
prácticas, y en el impacto que presentan sobre la
calidad de aprendizaje de los alumnos en las
escuelas” (pág. 35).
Tal como se menciona en las citas anteriores, se
puede mencionar que el liderazgo es un tema
que ha cobrado interés por investigadores en
estos últimos años, considerando que ser un
líder no es fácil ante los factores que se
presentan a lo largo de la administración, pues
está fundamentado principalmente en el vínculo
que tienen los diferentes autores como es en este
caso los miembros de la comunidad educativa.
Teorías de Liderazgo
De acuerdo con el Centro de Estudios de
Políticas y Prácticas en Educación (2009)
afirma que hay dos teorías del liderazgo, entre
ellas tenemos:
Liderazgo instruccional. Esta teoría hace
referencia a la combinación del ambiente y
el espacio organizacional que existe en la
institución educativa, es decir, en este punto
los directores de las instituciones educativas
están sumamente preocupados por el proceso
de enseñanza aprendizaje tanto de los
estudiantes como de su personal docente, ya
que influye de forma directa el poder, la
jerarquía y el alto conocimiento del director.
Liderazgo transformacional. Por otro lado, el
liderazgo transformacional está basado en la
formación nuevos líderes, es decir, que el
director de la institución educativa se
preocupa por el desempeño de su personal
docente, motivándolos, concibiendo
confianza para que puedan cumplir con sus
objetivos; además, este enfoque da la
oportunidad que surjan nuevos cambios que
engrandecen la contemplación acerca de un
liderazgo formativo.
La relación que existe entre la teoría de un
liderazgo instruccional y transformacional es
que con la fusión de los dos enfoques permite
que el director como autoridad máxima de una
institución educativa tenga por un lado la
potestad de dirigir, controlar y evaluar las
actividades que realizan su personal docente en
el proceso de enseñanza aprendizaje; sin
embargo, no hay que dejar de lado que a más de
dirigir estrictamente es necesario que incentive
a la comunicación bilateral, elevando el
autoconfianza entre los maestros para mejorar
sus prácticas docentes.
Estilos de Liderazgo
Sánchez (2008, págs. 14-20) en su investigación
propone cuatro estilos diferentes de liderazgo, que se
describen a continuación:
Estilo indiferente. En este grupo se encuentran
los directivos con un alto grado de
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 12
permisividad; es decir, que se dejan
manipular por las demás personas que tienen
más experiencia en el área educativa;
además, no se sienten capaces de tomar sus
propias decisiones, dejando de lado los
controles y mecanismos de las actividades
diarias.
Estilo Tecnicista. Este estilo permite que los
directivos sean dictadores u opresores,
dirigiendo con un alto liderazgo la toma de
decisiones sin tomar en cuenta la opinión de
sus demás colaboradores, impartiendo
órdenes sin cuestionamiento y sancionando
cualquier falta que pudieren cometer,
provocando en el personal docente
desconfianza, discrepancia y enfado.
Estilo Sociable. Los directivos que se
encuentran etiquetados en este tipo de estilo
son altamente sociables, es decir, que
participan activamente con sus
colaboradores, estableciendo en conjunto
actividades, tareas y objetivos; además, la
toma de decisiones la realizan en consenso,
en donde la opinión de cada uno es muy
importante a la hora de dirigir el
establecimiento educativo; cabe señalar que
el directivo aprecia el trabajo en equipo, sin
embargo, no deja de lado el desempeño
individual de cada uno de sus docentes.
Estilo Sinérgico. Los directivos que se
encuentran etiquetados en este tipo de estilo
son altamente participativos y sobre todo
trabajan en equipo; la toma de decisiones la
realizan en consenso, sin embargo, cuando se
trata de una persona en específico toma en
cuenta su opinión; confían mucho en su
personal docente, pues los considera parte
esencial del equipo, comunicándose de manera
bilateral en ambas direcciones tanto ascendente
como descendente; otro punto importante es la
recompensa, estableciendo incentivos
económicos para motivar a sus colaboradores.
Por otro lado, Leal, Albornoz y Rojas (2016)
sostienen que una buena gestión educativa
depende de forma directa del estilo de liderazgo
que tendrá el director de la institución
educativa, pues un líder demócrata, interactivo
y contribuyente promueve el descubrimiento, la
práctica docente y sobre todo permite que fluya
un clima organizacional más favorable en su
lugar de trabajo.
Por otro lado, Figueroa (2012) en su estudio
afirma que existen otros estilos de liderazgo,
entre ellos tenemos los siguientes:
Asertivo. Este estilo se refiere a la
comprensión que siente el directivo ante el
personal docente, presentando medidas
precisas para ser controlado con respeto y
responsabilidad, a través de una
comunicación abierta.
Punitivo. Este estilo hace referencia a la
autoridad que tienen los directivos ante el
personal docente, es decir, el ser autoritario
permite que los demás sientan temor y
cumplan con sus actividades con un alto
grado de presión.
Inhibicionista. Este estilo permite que los
directivos den carta abierta al personal
docente para que resuelvan por solos los
problemas que se les presentan en el proceso de
enseñanza aprendizaje y les dan poca atención a
los logros alcanzados.
Sobreprotector. Son los directivos que están al
pendiente de todo lo que ocurre en la
institución educativa para solucionarlos, ya
que piensan que son responsables de todo lo
malo o bueno que ocurra en el plantel; además
se preocupan de forma excesiva y no dejan que
los docentes aprendan de sus equivocaciones.
En conclusión, los diferentes estilos de liderazgo
hablan sobre las maneras de ser de los líderes ya
sea en una institución educativa como en una
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 13
entidad empresarial, puesto que se puede
presentar de varias formas y a su vez están
relacionadas directamente con el
comportamiento que tienen hacia su personal,
es decir, el manejo del grupo con el fin de hacer
cumplir con el objetivo del establecimiento.
Características del liderazgo directivo
Para Maureira y Rojas (2013) a través de su
investigación afirma que el liderazgo se
caracteriza por ser comunicativo, participativo,
equitativo y sobre todo motivador, pues de eso
depende para sobrellevar a un grupo grande de
personas hacia el cumplimiento de los
objetivos, metas y proyectos planteados durante
un período de tiempo; además, conlleva a una
gran responsabilidad, pues de él depende los
significativos cambios que puede tener una
institución educativa.
De acuerdo con Maureira y Rojas (2013) en su
investigación acerca del liderazgo y la dirección,
habla sobre las características que tiene el
directivo y el líder, citando las siguientes:
El directivo es formal el líder informal. Esto
se refiere a la responsabilidad que tienen el
directivo ante la institución educativa, que le
concede un rango que debe ser respetado por
cada uno de los miembros de la comunidad
educativa; mientras que el líder no necesita
estar en un alto rango para dirigir o controlar
las actividades de un plantel.
El directivo tiene autoridad y el líder poder.
Esta característica hace referencia a los
derechos y obligaciones representado por un
cargo ante la institución educativa, fijando
normas, políticas y la asignación de trabajo
a sus colaboradores; mientras que el líder
tiene poder, ganándoselo en base a las
actitudes que presenta; es decir, que tiene la
capacidad de intervenir de forma directa en
las demás personas.
El directivo influye y el líder inspira. La
influencia se trata de injerirse en su equipo
de trabajo con la finalidad de conseguir las
metas y los objetivos trazados; cuando se
habla que el der inspira se refiere al
entusiasmo que emana a sus colaboradores
de la institución educativa mediante su
destreza para apreciar las emociones de las
demás personas.
El directivo tiene subordinados y el líder,
seguidores. Cuando se habla de
subordinación se refiere a los colaboradores
(personal docente) que tiene el director de
una institución educativa que están
asignados para cumplir las funciones a su
cargo; mientras que el líder tiene seguidores,
es decir, personas o un grupo de individuos
que trabajan en conjunto persiguiendo un
solo objetivo.
El directivo se hace obedecer y al líder lo
siguen voluntariamente. La obediencia que
tienen sus colaboradores al director del
plantel se debe a la subordinación de cargo; es
decir, que tienen que cumplir a cabalidad las
órdenes de su jefe para reflejar un adecuado
clima laboral; sin embargo, un líder tiene
seguidores de manera voluntaria, ya que ha
generado la confianza suficiente para trabajar
en equipo.
Dadas estas características se puede apreciar que
los directivos no solo preceden de autoridad y
mandatariedad, sino también deben ser líderes en
su equipo de trabajo, para dirigir, controlar y
evaluar las actividades, tareas y objetivos
trazados, manteniendo el bienestar común entre
los miembros de la comunidad educativa;
además, es preciso recalcar que el director de una
institución educativa sea un der ante el personal
docente.
Por otro lado, Martins, Cammaroto, Neris y
Canelón (2009) manifiestan que una de las
Ciencia y Educación (ISSN 2707-3378)
Vol. 1 No. 5
Mayo del 2020
Página 14
principales características de los directivos es
plantearse metas y objetivos y luego cumplirlos
a cabalidad, esto demuestra su poder de decisión
para la resolución de problemas que se le
presentan a lo largo de su trayectoria en una
institución educativa; además, son personas que
valoran el esfuerzo de los demás poniéndose en
su zapatos, pues es la única manera de vivenciar
sus molestias y por último interactúa de forma
positiva con sus seguidores demostrándoles
empatía.
Elementos del liderazgo directivo
Para Garbanzo y Orozco (2010) de acuerdo con
su estudio el liderazgo directivo tiene una serie
de elementos, que se describen a continuación:
Formular objetivos fijos y tener una visión
clara.
Construir un clima laboral adecuado que
beneficie el cumplimiento de los objetivos
trazados.
Controlar, inspeccionar y evaluar el
desempeño del personal docente.
Servir como ejemplo para sus demás
colaboradores.
Incentivar las acciones del personal
docente.
Alto nivel de comunicación entre sus
colaboradores.
Dar mayor importancia a las acciones de
sus colaboradores.
Dar prioridad a las políticas establecidas
para el bienestar de la comunidad educativa.
Solucionar de forma eficaz los problemas,
dejando en segundo plano los culpables.
Compartir con sus colaboradores la toma
de decisiones.
Formar lazos de amistad con el personal
docente.
Atenuando los elementos antes descritos se
puede decir que ser un líder conlleva una serie
de características que le permiten contar con
medios para formar una gestión educativa de
manera estratégica, pues tiene la capacidad de
cumplir con sus proyectos propuestos y no solo
él como director de un establecimiento, sino que
lo realiza en grupo, es decir, en conjunto con los
miembros de la comunidad educativa, ya que
todos conforman a una institución educativa.
Conclusión
El liderazgo está emparentado al progreso de una
habilidad para el beneficio de un enfoque y la
gestión apremia a la realización de esta técnica o
método lo más eficientemente viable, por lo
tanto, al estribar el transcurso del beneficio de la
visión organizacional. (López, 2010). Es
necesario determinar si el liderazgo tiene una
estrecha relación con las estrategias utilizadas
por las autoridades de la institución educativa;
mientras que la gestión está íntimamente ligada
con el sustento del movimiento de un
procedimiento, convirtiéndolo en efectivo la
ejecución de sus actividades planificadas,
proseguida por una distribución organizativa y
con ocupaciones funcionarias como la
planificación, el control y la organización
(López, 2010).
La máxima autoridad como líder
transformacional, tiene que obedecer al